Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

sábado, 12 de mayo de 2012

Crónica: IX Triatló B de Banyoles

Después de más de una semana me he puesto a escribir esta crónica de mi útlima competición. Este año he competido muy poco, no está siendo un buen año deportivamente hablando. Entre la lesión, el poco tiempo disponible para entrenar y la mala salud más bien es un año de transición en el que lo que intento es no perder la forma. En fin.

A Banyoles iba animado, pero esa misma semana estuve mal del estómago así que en lo que se refiere a alimentación llegué out. La carrera a pie no la había prácticamente ni olido en los últimos tres meses. Otro punto a favor.

Saltamos al agua, redujeron el tramo a 1500 metros porque decían que el agua estaba muy fria, pero al cabo de unos 200 metros el cuerpo ya había entrado en calor. Además resultó ser que al final fueron unos 1800 metros más o menos a juzgar por los tiempos de los competidores. No soy un delfín pero tampoco me vi tan mal en este sector. Me concentré mucho y no se me hizo nada largo.

Transición rápida y tranquila a la vez. La bici es de las tres disciplinas lo que más he entrenado en esta temporada, aunque tampoco una barbaridad, pero sí que iba más confiado y me noto fuerte. Empiezo a avanzar bastante gente y con la sensación de no estar haciendo más esfuerzo del necesario para aguantar todo el segmento. En el km 50 empiezo a notarme con menos fuerzas, no porque me haya pasado de rosca, sinó porque como he dicho, una semana de indigestiones previas pasa factura al cuerpo, aunque lo hago más rápido que el año pasado.

Llego al box, dejo la bici, me calzo y me pongo a correr. Empiezo lento con la idea de ir en progresión. Pero no puedo. Voy igual de rápido y muy cansado. Y mirad, cosas del entreno. Hace un año llegaba con casi 1000 km entrenados en la temporada de carrera y este año no son ni 300. Consecuencia, el año pasado corrí los 20km en 1:27 y este año lo he hecho en 1:43... Me adelanta mucha gente a la que había adelantado yo en la bici y sufro para llegar, lo paso mal y voy petadísimo. Llegar a meta es un alivio, entro bastante desanimado por el nivel en el que me encuentro pero con una cosa muy positiva. He conseguido acabar, he conseguido correr sin dolor en mi rodilla y ahora solo queda ir cogiendo el tono en el menos de un mes que me queda para el Extrememan, aunque sé que el objetivo, en esta ocasión, será tan solo poder acabar físicamente digno.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India