Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

martes, 9 de octubre de 2012

El sentido de las tiradas largas en el entreno de maratón

¿Qué sentido tienen las tiradas largas de carrera? Para los que preparan maratón, como es ahora mi caso, el día de la tirada larga suele ser una constante semanal en la planificación. Pero ¿Qué ritmos llevar? Seguro que una simple búsqueda en Internet sirve para encontrar miles de millones de respuestas sobre este tema. Y si soys de los que os gusta vivir al límite seguro que Yahoo Respuestas tiene una solución, solución de mierda.

En mi caso yo hablo desde la experiencia, la poca que tengo y los resultados que me ha dado. La larga distancia tiene mucho de psicológico, así que uno de los objetivos fundamentales de estas tiradas debe ser acostumbrar la mente a correr y correr. Lo ideal es poder llegar a ese estado de abstracción total, el de ir por inercia, economizando la energía. Una zancada tras otra, una respiración acompasada y una mirada fija hacia delante, hacia la próxima curva, el árbol lejano o el horizonte. Seguro que más de uno sabe de qué sensación hablo.

Es tiempo de avanzar absorto en tus pensamientos, solucionando problemas en tu mente y ordenando las ideas. Ese estado en el que esbozas una sonrisa idiota cuando te viene a la cabeza algo gracioso. Es uno de los momentos más apasionantes de toda aquella persona a la que le gusta correr, uno de los momentos que más enganchan y que más dopamina liberan al organismo y por consiguiente lo que más beneficio mental nos va a aportar. Correr durante largo tiempo ayuda a relativizar las distancias, a percibir pocos minutos donde antes había interminables km y sobretodo, si la cosa funciona, a esperar estos días como la cena preferida del fin de semana. Ha de ser una alternativa alegre y paciente que sustituya los trepidantes y rápidos entrenos de calidad, de series o de ritmos específicos.

El otro objetivo fundamental, por supuesto, es el de amoldar nuestras fibras musculares y acostumbrarlas al esfuerzo. En esos plazos entrán detalles más particulares de cada uno. Estas tiradas también sirven para ensayar con una equipación que resulte cómoda, saber como evitar los roces, las irritaciones o las ampollas. Son los días para probar qué comer y qué beber durante la carrera para que no nos siente mal. También conseguir un buen fondo, controlar las pulsaciones y los umbrales de esfuerzo más cómodos.

Lo que seguro que no tiene ningún sentido es escoger el día de la tirada larga para pegarse la paliza de la vida o completar la misma distancia que se cubrirá en la carrera. Salvo excepciones esta no debe ser la norma. Debe ser una sesión para disfrutar, para correr cómodo y no como si lo hicieramos en competición. Ese día no hay que obsesionarse con el crono. Si durante las sesiones de calidad de esa semana hemos cumplido bien, la tirada larga a ritmos altos puede ser contraproducente, no solo articular y muscularmente sinó para el coco. Debe servir para hacernos sentir esa ansiedad como la que se inventarón los beatos de "llegar vírgenes al matrimonio", en nuestro caso al maratón. Hay que aprovechar estas tiradas para desesperar en el ansia por el día en que nos pongamos el dorsal, dispuestos en la lína de salida para encarar los 42,2 km, un día que hemos preparado a conciencia y esperado durante muchas semanas. El apoteósis.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India