Ho van aconseguir perquè no sabien que era impossible

domingo, 26 de marzo de 2017

Crónica Mitja Gavà 2017



Tiempo real: 1:34:54 // Ritmo: 4:30 // Posición en la general 209 de 806


Voy a ser breve porque esta carrera ya tiene casi un mes desde que la corrí. La noche anterior estuve en Barcelona en un concierto y trasnoché bastante. De hecho, al volver del concierto estuve indeciso entre si seguir la fiesta o irme a dormir. Fui bueno y escogí lo segundo y a las 02:00 ya sobaba.

Como la salida de la carrera la tengo casi en la puerta de casa tenía la excusa de poder apurar al límite el sueño.Tenía preparada toda la ropa y el desayuno y pude dormir tranquilo casi 7 horas del tirón. Una cosa os digo, si la carrera llega a ser en otro pueblo no hubiera ido.

Salgo ya de casa calentando y me dura poco porque lo que tienen estas carreras es que te encuentras con gente y charlas con uno y con otro y te lías y apenas calientas.

Al final ya estamos en el cajón de salida y en principio no quería forzar demasiado la máquina. Me apetecía correr pero no cansarme mucho, no sé si me explico. Tras los dos típicos primeros kilómetros algo acelerados hacia el tercero ya consigo unirme a un grupito con el que iba a 4:25- 4:30 y tiro así hasta llegar a Castelldefels.

En Castelldefels iba dando arreones. Tan pronto me venía un bajón como un punto extra de energía así que hacia el kilómetro 12 o 13 me fijo solo en las pulsaciones y no supero el 75% - 80%.

Con el limitador de velocidad y un gel para el estómago lo que queda de carrera no se me hace demasiado calvario aunque he de admitir que correr una media tampoco es fácil. Se sufre lo justo y se llega al último kilómetro donde la familia espera en un lateral para animar, si mola eso.

Al final llego a meta en menos de 1:35 y me salen las cuentas. A 4:30 de está bien. Lo que siempre digo, bastante hacemos, hijo.

Otra media a la saca y otra competición en casa. Seguimos.

lunes, 30 de enero de 2017

Crónica y fotos Duatló de Granollers 2017

Para no hacer como con la Media de Sitges, un día después de correr el Duatló de Granollers 2017 aquí van la crónica y las fotos.

Duatló de Granollers 2017. La crónica y las fotos

Tiempo real: 1:09:34 // Posición en la general  274 /346 // Posición GE: 36/39 // Posición Categoría: 140/162 // Carrera 1: 20:21 // Bici: 38:52 // Carrera 2: 10:21 // Fecha: 29.01.17

Hacía varios años que no vestía un dorsal en un duatlón. Recordaba la primera vez que participé en este circuito, en un lejano 2011 en que acabé haciendo 3 minutos menos que esta vez.

*Foto: Susana Sánchez
Muy grande el hecho de ver a tanto compañero y compañera de club por el circuito.

Carrera 1


* Foto: Susana Sánchez
Empiezo a pillar los ritmos de carrera de antaño. No se me hicieron muy largos los 5 kilómetros de carrera. Iba progresando bien con ritmos entre 3:50 y 4:10 con lo que llegué a la T1 con buenas sensaciones y contento por el ritmo.

Ciclismo

* Foto: Susana Sánchez
Fatal. Perdiendo posiciones desde el principio. Los grupos casi siempre me pilaban a mitad de las subidas y me quedaba, sin remedio, retrasado. Si en la carrera tengo la sensación de tenerlo todo bajo control y ir a buen ritmo, en la bicicleta me pasa lo contrario. Me faltan muchas horas de pedaleo y eso tengo que remediarlo.

Carrera 2
* Foto: Albert Sogas
Cuando me bajé de la bici me sentí bien corriendo. A pesar de no practicar las transiciones las piernas no iban del todo mal. El ritmo respecto al primer sector tampoco bajó tanto. Pude progresar algunas posiciones y acabar contento la competición.

---------------------------

En la carrera vamos bien. En la bici mal. Hay que entrenar sobre la flaca. La competición me dejó buenas sensaciones y también con pensamientos de mejorar.

Mitja Marató de Sitges 2017. La crónica

*Foto de Miriam

Vaya 2017 que llevo. Qué poquito he entrenado y cuantas excusas me he puesto para no pasar frío evitar el buen tiempo. El bucle infinito del procastinador deportivo. Menos mal que a pesar de todo he tenido una buena alegría en la Mitja Marató de Sitges que corrí la semana pasada, el 15 de enero. Y digo alegría porque sin habérmelo planteado corrí mejor de lo que los entrenamientos me chivaban.

Resulta que entré en meta con 1:32:09 y no le di mucha importancia. El hecho estaba en que como apenas he competido en los últimos años ya ni me acordaba de cuales eran mis tiempos, no tenía referencias. Repasando entre mis registros de competiciones al final resultó que ese 1:32 es, de hecho, mi tercera mejor marca en medio maratón.

Lo mejor fue que unos 11 meses antes, en la Mitja marató de Gavà el tiempo fue de 1:41 por lo que la mejora ha sido de unos espectaculares 9 minutos entrenando casi lo mismo.

Mitja marató de Sitges 2017. La crónica

Tiempo real: 1:32:09 // Ritmo: 4:23 // Posición en la general 345

La intención en esta carrera, como vengo haciendo en las últimas competiciones, no era ir a reventar ni dar lo máximo de mi. La explicación es simple. Como hace tiempo que no compito de manera regular ni me exprimo al máximo no sé cual es mi capacidad de aguante. Por eso prefiero ser prudente en los ritmos y guardarme un poco, no vaya a ser que me venga el bajón a media carrera y entonces la fastidiemos.

Yo creía que era capaz de bajar de 1:40, eso seguro. Y también quería intentar probar si era capaz de correr a un ritmo de 4:30 el km (1:35 h). Y para eso salí pero ocurrió que durante los primeros kilómetros mis piernas iban muy bien y mis pulsaciones también. Pasaba los kilómetros por debajo de 4:10 durante el primer cuarto de la prueba y después me mantuve por debajo de 4:20. No estaba seguro si esos ritmos me iban a pasar factura más adelante y temía por ello pero me consolaba el ir haciendo un buen colchón de minutos por si venía la pájara. Eso que me llevaba.

*Foto de visitsitges.com

Yo estaba sorprendido porque hasta el kilómetro 17 he de reconocer que el cuerpo aguantó muy bien y que hasta ese momento el ritmo medio era de 4:17. Pero en el 18 ya no fue tan fácil. Esquivé al tío del mazo pero incluso así me hizo bajar el ritmo bastante. A pesar de apretar los dientes ahora el esfuerzo no era para correr más deprisa, sinó para no correr más despacio. Se pasaron lentos esos últimos 3.000 metros pero llegó la recta de meta, el sprint final y la sorpresa en la meta.

Como conclusión está el poder citar a aquel y decir "que no estamos tan mal" y el consolarme con ese tiempo como compensación psicológica por no haber entrenado durante la semana.

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Hot Sonakshi Sinha, Car Price in India